Gestión deficiente e inconclusa, Moreno Valle y el río Atoyac

Desde el inicio de la campaña para gobernador Rafael Moreno Valle abanderó la necesidad de limpieza y rescate de la cuenca Atoyac-Zahuapan (ríos Atoyac y Zahuapan). Su gestión como gobernador, en este rublo, puede catalogarse como deficiente e inconclusa. Haciendo caso omiso e ignorando los principios básicos de ecología y urbanismo, el exgobernador Moreno Valle inició la limpieza del río Atoyac omitiendo las causas económicas y sociales de la contaminación del río. Su fracaso es hoy evidente. El río Atoyac continúa siendo uno de los principales ríos más contaminados del país y su “megaobra, el Paseo de la Rivera del Atoyac” es un lugar hediondo donde muy pocas personas utilizan sus áreas recreativas. La miopía ecológica de Moreno Valle le impidió presupuestar a largo plazo el mantenimiento, mínimo, del Paseo de la Rivera del Atoyac http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2015/03/06/a-tres-anos-de-su-inauguracion-el-paseo-ribereno-es-inseguro-esta-deteriorado-y-en-desuso/.

Tlahuapan. Alrededor de mil 200 campesinos del municipio riegan sus cultivos con agua contaminada del río Atoyac
Tlahuapan. Alrededor de mil 200 campesinos del municipio riegan sus cultivos con agua contaminada del río Atoyac

Además, durante la administración de Moreno Valle no existió un plan de suspensión total de descarga de residuos sólidos-líquidos-químicos en la cuenca del Atoyac-Zahuapan. Es un absurdo pretender dar solución a un problema ignorando su causa: es de dominio público que la contaminación de los ríos, en este caso la cuenca del Atoyac-Zahuapan es causada por la utilización de esta como vía para deshacerse de los desperdicios y residuos industriales, agrícola y urbanos. La situación ambiental del rio Atoyac es el resultado del deterioro producido por la expansión demográfica sostenida y el desarrollo económico de los estados de Puebla y Tlaxcala. En esta zona se asienta en 2429 km2 de extensión superficial de la subcuenca del Atoyac. Las actividades socioeconómicas de esta región en las últimas décadas han sido: alimenticia, textil, química, petroquímicas, automotriz, papelera, bebidas, hierro y acero, farmacéutica, tenería, metalmecánica, siderúrgica y producción agrícola. Estas actividades producen aproximadamente 55 descargas de aguas residuales directas e indirectas: 45 industriales y 10 municipales (CONAGUA, 2007b)[1]. Mientras no se busque una alternativa para resolver este problema no veremos nuestros ríos limpios. Lo panorámico y estético del Paseo de la Rivera del Atoyac cuenta los días para su desaparición.

A menos de tres meses de la toma de posesión como gobernador del Estado de Puebla (1 de febrero de 2011), Rafael Moreno Valle adoptó como suyo el proyecto de saneamiento del río Atoyac iniciado por el director general de la Conagua, José Luis Luege Tamargo, y los ex gobernadores de Puebla y Tlaxcala Mario Marín Torres y Héctor Ortiz Ortiz, respectivamente. Aunque en aquel momento, el diagnóstico de la Conagua establecía el requerimiento de 105 plantas de tratamiento para sanear al 100 por ciento las descargas, el proyecto de recuperación de la cuenca Atoyac–Zahuapan, apoyado en agosto de 2007, buscó poner en operación de forma inmediata 15 plantas de tratamiento para combatir la contaminación en los ríos Zahuapan y Atoyac. Para ese propósito se identificó una inversión de alrededor de mil 600 millones de pesos http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2007/08/09/tlaxcala/ecl105.php.

El 25 de abril de 2011 los gobiernos de Puebla y Tlaxcala signaron un convenio de colaboración para el inicio del saneamiento de la cuenca del río Atoyac-Zahuapan, en el cual se invertirán mil 750 millones de pesos, según dio a conocer el mandatario poblano, Rafael Moreno Valle Rosas, aportados por la Federación, las administraciones de ambas entidades y la iniciativa privada. Entre los objetivos más loables del proyecta, con marcada diferencia del proyecto anterior, se encontraba la reducción, en una primera etapa, los contaminantes emitidos por la industria al río, los cuales en aquel momento eran de 79 mil 847 kilogramos por día, y se tenía como meta reducirlos a 5 mil 500; la materia orgánica disminuiría de 66 mil 410 a 5 mil 499 kilogramos; los sólidos disueltos totales de 364 mil 410 a 141 mil 110 kilogramos y las grasas y aceites de 16 mil 310 a 2 mil 730 kilogramos por día. El gobierno federal, a través del director de la Comisión Nacional del Agua, José Luis Luege Tamargo, se comprometió a aportará todos los recursos que sean necesarios, los cuales formaban parte del plan 2030 de saneamiento de agua que tenía la administración del presidente Felipe Calderón Hinojosa http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2011/04/25/puebla/puebla.php.

El 4 de mayo de 2012 el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, junto con el entonces presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, fue inaugurado el 4 de mayo de 2012, como parte de los festejos del 150 aniversario de la Batalla del 5 de mayo en Puebla. Este proyecto contó con la inversión de 157 millones de pesos, el cual tenía como objetivo crear áreas infantiles, un malecón con zonas de restaurantes, parques y ciclo vías, además de andadores peatonales. El “Paseo Ribereño” pretende ser un parque lineal a lo largo de 5.2 kilómetros de 18 que comprende el Río Atoyac https://storify.com/dejatumensaje/rio-atoyac. Previo a su inauguración se recogieron decenas de toneladas de residuos sólidos en los primeros 5 kilómetros del Paseo Rivereño https://www.youtube.com/watch?v=7qSm0NHEOhE.

El 12 de febrero de 2015 el director de la Conagua, David Korenfeld signó junto con el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle un convenio para proyectos hidráulicos en Puebla, entre estos se encuentra el rescate del Río Atoyac. En esta ocasión el director de Conagua se comprometió a otorgar la cantidad de 906 millones de pesos para la elaboración de un plan maestro para el rescate del Paseo Rivereño del Río Atoyac, elaborado por el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), esto abriría la posibilidad de definir proyectos y programas e inversiones a largo plazo, dentro de una planeación urbana sustentable http://www.excelsior.com.mx/nacional/2015/02/12/1008046.

Tabla 1 refleja, en números absolutos, que durante los primeros años de la administración de Moreno Valle solo aumentaron en cuatro (4) el número de plantas residuales.

Diciembre 2010* Número de plantas de tratamiento Capacidad instalada (l/s) Caudal tratado (l/s) Procesos variados
74 3,178.00 2,571.1
Diciembre 2011** Número de plantas de tratamiento Capacidad instalada (l/s) Caudal tratado (l/s) Procesos variados
70 3,210.9 2,767.8
Diciembre 2012*** Número de plantas de tratamiento Capacidad instalada (l/s) Caudal tratado (l/s) Procesos variados
66 3,200.3 2,757.2
Diciembre 2013**** Número de plantas de tratamiento Capacidad instalada (l/s) Caudal tratado (l/s) Procesos variados
67 3,202.5 3,237.1
Diciembre 2014***** Número de plantas de tratamiento Capacidad instalada (l/s) Caudal tratado (l/s) Procesos variados
71 3,335.6 3,586.2
Diciembre 2015****** Número de plantas de tratamiento Capacidad instalada (l/s) Caudal tratado (l/s) Procesos variados +
78 3,419.6 3,532.2

Plantas municipales de tratamiento de aguas residuales en operación en el Estado de Puebla

*Inventario nacional de plantas de potabilización y de tratamiento de aguas residuales en operación, SEMARNAT diciembre 2010
**Inventario nacional de plantas de potabilización y de tratamiento de aguas residuales en operación, SEMARNAT diciembre 2011
***Inventario nacional de plantas de potabilización y de tratamiento de aguas residuales en operación, SEMARNAT diciembre 2012
****Inventario nacional de plantas de potabilización y de tratamiento de aguas residuales en operación, SEMARNAT diciembre 2013
*****Inventario nacional de plantas de potabilización y de tratamiento de aguas residuales en operación, SEMARNAT diciembre 2014
******Inventario nacional de plantas de potabilización y de tratamiento de aguas residuales en operación, SEMARNAT diciembre 2015
+ Procesos: lodos activados, anaerobios, lagunas de estabilización, rector enzimático, RAFAS o Wasb, tanque imhoff, filtro biológico, discos biológicos, humedal, percoladores

 

En su paso por los estados de Puebla y Tlaxcala, el río Balsas recibe el nombre de Atoyac y a su cuenca se le conoce como la del Alto Atoyac. Nace del deshielo de los glaciares en la Sierra Nevada, donde los arroyos de aguas cristalinas y transparentes hacen honor a su nombre, Agua que Corre.

El agua de los deshielos del imponente Volcán Iztaccíhuatl, es limpia y transparente, se concentra en la cascada “El Salto” y de ahí montaña abajo discurre en tres vertientes para formar los arroyos Panoaya, La Verdura y Los Reyes, que se juntan tierras abajo en Ayapango, para formar luego el río Amecameca. http://www.quiminet.com/articulos/lo-que-esconde-el-volcan-iztaccihuatl-4000271.htm

El río Atoyac drena 14 por ciento de la superficie estatal de Puebla (2,033 Km cuadrados); toma el nombre a partir de su confluencia con los ríos Tlahuapan y Turín, que junto con los ríos de Otlati y Atotonilco conforman el cauce principal del Atoyac, en dirección noreste-sureste[2]. Su nombre lo recibe justo donde se descargan las aguas contaminadas del río Tlahuapan. Desde muy temprano en su trayectoria, en las faldas de la Sierra Nevada, el río Atoyac va recibiendo las descargas de aguas residuales que lo harán caracterizarse como uno de los ríos más contaminados de México. En esta región la contaminación es de tal naturaleza que el gobierno del Estado de Puebla inauguró 3 (tres) plantas de tratamiento de aguas residuales en el municipio de Santa Rita Tlahuapan. La primera en la cabecera municipal y las otras dos; una en la localidad de Santa María Texmelucan, y la otra en la localidad de Santiago Coltzingo. La inauguración fue  el 14 de agosto de 2014 y la inversión de 13 millones 775 mil pesos http://municipiospuebla.mx/nota/2014-08-11/san-mart%C3%ADn-texmelucan/inaugura-rmv-tres-plantas-de-tratamiento-de-aguas-residuales.

Al entrar a la ciudad de San Martín Texmelucan, no lejos de su lugar de origen, el río Atoyac enfrenta con la carga residual de industrias generadores de desechos altamente tóxicos:

Complejo Petroquímico Independencia (PEMEX), Rassini Frenos, Lapsolite División productos Químicos, Crisoba Industrial, Ajemex, Oxiquímica, Jansenn – Cilag, Igasamex Bajío, Skytex (productores de telas de poliéster), entre otras. Además, el río recibe el drenaje municipal de una población, en el 2010, de 141,112 habitantes de los cuales 75,518 viven en la Cabecera Municipal.

A la salida de la cabecera municipal de San Martín, en la localidad de Villalta, en el municipio de Tepetitla de Lardizábal, Estado de Tlaxcala, el cauce del río recibe las descargas municipales de San Martín Texmelucan, Santa María Moyotzingo y San Mateo Ayecac. Tiene como afluentes los ríos Atotonilco, Chiquito y Coatzala. Sobre él descarga del colector industrial Quetzalcóatl (el cual lleva la descarga municipal de San Rafael Tlanalapan, dos descargas de industrias textileras, una de industria química y otras). Asimismo, recibe la descarga industrial del complejo petroquímico Independencia PEMEX Emisor 1 y la descarga de la planta de tratamiento de aguas municipales de Villalta.

Además, en la localidad El Valor, Estado de Puebla el río Atoyac recibe como afluente el río Xochiac, el cual recibe a su vez la descarga industrial del complejo PEMEX Independencia Emisor II, así como del colector industrial El Carmen y las descargas municipales de Santa María Moyotzingo y Chiautzingo. El río Xopanac también es afluente del Atoyac y transporta las descargas municipales de Huejotzingo, Xalmimilulco y una descarga industrial. Además, recibe la descarga de una industria metalúrgica y la descarga municipal de Xoxtla.

La gravedad de los niveles de contaminación del río Atoyac y sus afluentes es tal que, en 2006 el Tribunal Latinoamericano del Agua, asumió jurisdicción sobre la grave contaminación del Atoyac y el riesgo que implica para la salud de los habitantes de la zona y emitió su veredicto. En su resolución el Tribunal reconoce la gravedad ambiental y social que representan las descargas industriales y drenajes municipales en esta región[3]. Para este Tribunal fue evidente la negligencia de las instituciones locales, estatales y federales al no efectuar los controles debidos a los vertimientos industriales que, evidentemente, violaban la legislación mexicana. Sin embargo, las denuncias comunitarias, académicas, inclusive políticas, no encuentran eco en las estructuras gubernamentales responsables de atender el problema.

La resolución del Tribunal Latinoamericano del Agua, obligó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales a emitir la declaratoria sobre los ríos Atoyac y la declaratoria oficial de (DOF: 06/07/2011), señalando lo siguiente “Que las aguas de los ríos Atoyac y Xochiac o Hueyapan han sufrido alteración en su calidad con motivo de las descargas de aguas residuales provenientes de procesos industriales y asentamientos humanos, que vierten 146.3 toneladas al día de materia orgánica medida como demanda química de oxígeno, 62.8 toneladas al día de sólidos suspendidos totales, 14.7 toneladas al día de nutrientes, 0.14 toneladas al día de metales pesados y 0.09 toneladas al día de compuestos orgánicos tóxicos, entre otros, más contaminación microbiológica;”[4].

Esto significa que el río Atoyac durante su trayectoria, transporta aguas residuales sin tratamiento previo, con sustancias tales como: químicos para el uso de la industria textil, cloroformo, cloruro de metileno (detergentes), metales pesados, sólidos suspendidos y coliformes (excremento), así como sustancias tóxicas, provocando altos grados de contaminación ambiental y degradación ecológica. Las principales fuentes de contaminación proceden de las descargas de origen doméstico y público. Éstas constituyen las aguas residuales de origen municipal, las descargas de aguas residuales de origen industrial y los residuos sólidos.

En el otro extremo del Atoyac, antes de la Presa Manuel Ávila Camacho, el río Atoyac tiene como afluentes los ríos San Francisco y Zapatero. El río Atoyac y el San Francisco, en su recorrido de cuatro kilómetros, pueden representar cartográficamente una gran pinza abierta[5] que abraza el territorio en el que quedó comprendido el ecosistema de “la extensa llanura de Cuetlaxcoapan”, colonizado por los españoles para la fundación de lo que fue la Puebla de los Ángeles, hoy Puebla de Zaragoza. Desde las primeras décadas del establecimiento del asentamiento español, el San Francisco desplazó, de manera cotidiana, desperdicios orgánicos y basura. Gracias a su capacidad de depuración residual el río comenzó a convertirse en la gran cloaca urbana[6]. Al atravesar la ciudad de Puebla, el río San Francisco recoge toneladas de basura y contaminantes, los cuales se descargan en el Atoyac.

Las descargas de agua residual vertidas hacia los ríos Atoyac y Alseseca presentan altos niveles de contaminantes que rebasaron los límites máximos permisibles de la NOM-001-SEMARNAT-1996, por lo tanto la contaminación es trasladada a la presa y posteriormente al canal principal y canales secundarios de riego, donde el agua es captada por los cultivos y de forma natural los contaminantes se introducen a la cadena trófica, afectando tanto a los animales como a los pobladores de la zona y a los consumidores de los cultivos ahí cosechados[7].

De acuerdo con el autor Jorge Castillo, ninguna de las cinco plantas tratadoras de aguas residuales de la ciudad de Puebla cuenta con títulos de concesión o permisos federales para operar a los márgenes de los ríos. Lo que implica que los ríos Atoyac y Alseseca no son saneados.  Además, las aguas residuales que se extraen para ser saneadas se vierten de regreso sin ser tratadas y con altos índices de contaminación. Por lo que, Conagua multó al Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado (SOAPAP) por 1 millón 150 mil 659 pesos por las diversas irregularidades encontradas en las visitas de supervisión realizadas en 2014 http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2015/11/09/un-fraude-plantas-tratadoras-de-agua/.

En el expediente[8] entregado por Conagua a Intolerancia Diario, mediante la ley de transparencia, citado por Castillo, se detalla lo detectado en las visitas de supervisores del organismo. En las cinco plantas de tratamiento de aguas residuales se encontraron las mismas irregularidades, que van desde mal uso del equipo hasta las descargas de las mismas aguas a los ríos sin ningún tratamiento. Las tomas de muestra de aguas fueron estudiadas en Onsites (visita en lugar) laboratorios, donde se detectó niveles altos de Demanda Bioquímica de Oxigeno (DBO5) en las cinco plantas de tratamiento.

En la planta Atoyac Sur, ubicada en la 149 Poniente y 21 Sur, en la prolongación de la 11 Sur colonia Carmelitas, recibe aguas del norponiente y centro del municipio de Puebla. Ahí se detectó 79 miligramos por litro de DBO5 y solo se permiten 60. La misma situación se presentó en la planta Barranca del Conde, ubicada en calle Río Atoyac en San Miguel Apetlachica, con las mismas multas. En este sitio los DBO5 detectados llegaron a cerca del triple de lo permitido (152 miligramos por litro), además de un exceso de nitrógeno, donde se permiten 30 mg por litro, pero se midieron 47.99. En las tres plantas tratadoras restantes, la de San Francisco, ubicada en calle Kepler a un costado de la vía Atlixcáyotl; Parque Ecológico, en calle Juan de Palafox entre 28 y 30 Sur y Alseseca Sur, al igual que las dos primeras, rebasaron los límites de DBO5 y Nitrógeno, y operan sin concesión en los márgenes de los ríos Atoyac y Alseseca.

Se considera que el Río Atoyac descarga con un caudal medio anual de 6.7 m3/seg del cual 1.7 m3/seg son aguas residuales (26 %), mientras que el Río Alseseca aporta a la Presa Manuel Ávila Camacho un caudal medio anual de 0.8 m3/seg del cual 0.7 m3/seg (88%) corresponden a descargas de alcantarillado sanitario[9]. De acuerdo al Estudio de Clasificación del río Atoyac, Comisión Nacional del Agua (2012),  se estima que el gasto medio diario de aguas residuales aportado al río Atoyac antes de su ingreso al vaso de la Presa Manuel Ávila Camacho es de aproximadamente 4,830 litros por segundo, de los cuales el 70% corresponde a aguas residuales municipales y el 30 % a aguas residuales industriales, generando altos grados de contaminación, provocando olores desagradables y coloración en el agua, que indican un gran contenido de materia orgánica e inorgánica; nutrientes como fósforo y nitrógeno, así como sedimentos y contaminantes químicos de origen industrial. Con base en el estudio mencionado anteriormente, se estima que el río Atoyac aporta al vaso de la presa Valsequillo 69 ton/día de contaminantes, dentro de estos, 8 ton/día corresponden a su tributario río Zahuapan y 21.5 ton/día al río San Francisco; además de las 28 ton/día aportadas por el río Alseseca y sus afluentes http://repositorio.imta.mx:8080/cenca-epositorio/bitstream/123456789/1392/1/TC-1214.1.pdf.

Para demostrar el origen industrial de esta polución y su gravedad, en mayo de 2013, Greenpeace documentó la situación de las cuencas de los ríos Lerma, en el Estado de México, y del Atoyac, en Puebla. Esta investigación complementa el estudio realizado por la organización en 2012, con el cual se evidenció el deficiente trabajo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en el río Santiago, ubicado en Jalisco[10] (cuenca baja del río Lerma), donde se mostró la falta de cumplimiento de las normas de descarga, la nula inspección, supervisión y sanción para las diversas industrias- tanto nacionales como extranjeras- que descargan sustancias tóxicas en el río, propiciando la contaminación del medio ambiente y graves problemas de salud a cientos de comunidades de esta entidad que viven cerca de esa cuenca[11].

Según señala Greenpeace, en México, la descarga a los ríos de aguas residuales -tanto residenciales como industriales- sin análisis ni tratamiento previo, es un problema histórico. Esta situación se agrava debido a la permisividad gubernamental a nivel federal, estatal y municipal, así como a la falta de cumplimiento, de la ya de por sí laxa normatividad en materia de agua, ya que las normas de descarga –NOM001 y NOM002- regulan de acuerdo con pocos criterios de contaminación como la demanda química de oxígeno (DQO) y la demanda bioquímica de oxígeno (DBO), criterios internacionales que no identifican sustancias específicas en el agua[12]. De las industrias que descargan sustancias directamente al río Atoyac y que fueron evaluadas por el Instituto Mexicano de la Tecnología del Agua (IMTA)[13], 78 por ciento no cumplieron con lo establecido en la norma NOM-001 para algunos de los parámetros básicos como son metales pesados; 74 por ciento de las industrias presentaron niveles de toxicidad altos. Esos datos indican que las industrias no limpiaron sus cargas contaminantes e intoxican el río, el cual es propiedad nacional.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inegi)[14], Puebla se encuentra en el quinto lugar nacional entre las entidades federativas con más puntos de descarga de aguas residuales sin tratamiento, es decir, de aguas negras que se depositan en otros afluentes sin haber sido saneadas, sólo detrás del estado de México, Jalisco, Hidalgo y Veracruz. Además, es el tercer afluente más contaminado de la República, ya que en su cauce empresas clandestinas arrojan sus desechos y el impacto ambiental perjudica directamente a más de 20 municipios de Puebla. Según la evidencia presentada por esta institución, la entidad poblana tiene cerca de 400 sitios donde se vierten los líquidos contaminados http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2016/03/29/ocupa-puebla-quinto-lugar-en-descarga-de-aguas-residuales-sin-tratamiento-inegi/.

 

[1] CONAGUA (2007b) Clasificación de Cuerpos de Agua Nacionales Río Atoyac y Zahuapan. www2.ine.gob.mx/dgcenica/descargas/pres_proname_ago2008_e_gutierrez.pdf

[2] González-Jácome A., (2008), Humedales en el suroeste de Tlaxcala. agua y agricultura en el siglo XX (pág. 39). México: Universidad Iberoamericana, A.C.

[3] Tribunal Latinoamericano del Agua, Caso: Contaminación industrial en los ríos Atoyac y Xochiac. Estados de Tlaxcala y Puebla. República Mexicana, Veredictos de la Audiencia Pública Regional, México. Marzo 2006. http://tragua.com/wp-content/uploads/2012/04/R%C3%ADo-Atoyac-final.pdf, mayo-2016

[4] DECLARATORIA de clasificación de los ríos Atoyac y Xochiac o Hueyapan, y sus afluentes. DOF: 06/07/2011, http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5199672&fecha=06/07/2011&print=true

[5] Loreto López R. (coord.) (2009) Agua, Poder Urbano y Metabolismo Social, cap. 2, Agua, acequia, heridos y molinos. Un ejemplo de dinámica ambiental urbana, Puebla de los Ángeles. Siglo XVI-XIX), ed. BUAP, ICSHAVP, México pag 52.

[6] Ibid Loreto López pag. 54

[7] Ibid. www.pag.org.mx/index.php/PAG/article/download/371/410

[8] Expedientes de visita: Parque Ecológico 0203/2014, Barranca El Conde 0205/2014, Alseseca Sur 0207/2014, Atoyac Sur 0207/2014, San Francisco 0204/2014

[9] Saldaña P., A. Lerdo de Tejada, Ma A. Gómez y R. López (2008) La Importancia de Incluir Análisis de Toxicidad en Descargas Industriales y Municipales que Afectan a los Cuerpos de Agua, Memorias del Congreso ANCA, Universidad Autónoma de Morelos, pp 1-11.

[10] Arellano-Aguilar O., Ortega Elorza, L., Gesundheit, P., Montero, R., Estudio de la contaminación en la cuenca del río Santiago y la salud pública de la región, 2012. http://www.greenpeace.org/mexico/es/Footer/Descargas/reports/Toxicos/Contaminacion-de-la-cuenca-del-Rio-Santiago/

[11] Ríos tóxicos: Lerma y Atoyac, La historia de negligencia continúa, Greenpeace, http://www.greenpeace.org.mx, file:///C:/Users/Rafael/Downloads/Rios%20t%C3%B3xicos%20Lerma%20y%20Atoyac-WEB.pdf

[12] Ibid, Ríos tóxicos

[13] IMTA et CONAGUA, Instituto Mexicano de Tecnología del Agua y Comisión Nacional del Agua, Estudio de clasificación del río Atoyac, Puebla-Tlaxcala, Informe final, resumen ejecutivo, 2008.

[14] Censo Nacional de Gobiernos Municipales y Delegacionales (CNGMD) 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s