Retos del movimiento popular LGBT

Los retos del movimiento popular LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero) son mayores ahora que muchas de sus demandas han trascendido las fronteras de los Estados Unidos. El movimiento popular LGBT unió a millos de personas de diferentes etnias, países, color de piel y género en un solo proyecto político: defender los Derechos Humanos de aquellas personas que tienen relaciones sexuales con otras de su mismo sexo.  El auge de las marchas y desfiles “Gays”[1] a través del mundo y la respuesta masiva ante los atentados criminales contra esta “comunidad”, dan muestra de la expansión global de la defensa de los derechos humanos de los homosexuales, independientemente de cuál sea su expresión local y social del mismo. Este movimiento popular, a su vez, rebasa las sempiternas discusiones de si el comportamiento homosexual es aprendido o biológicamente innato. No es plausible que los millones de personas que se declaran abiertamente homosexual hayan compartido el mismo medioambiente familiar llevándolos a desarrollar, a su vez, el mismo estilo de vida.

Stonewall Inn, sitio histórico
Stonewall Inn, sitio histórico

No intento demostrar el carácter biológico de la homosexualidad por la vía de la negación, simplemente, quiero señalar que, la teoría del comportamiento aprendido, aplicado a la homosexualidad, rebasa cualquier posibilidad de defensa, sobre todo, cuando las manifestaciones públicas en pro de esta entidad biológica pueden observarse en cualquier lugar del mundo, sin importar el grado de represión legal o moral existente. Por otro lado, si el ser homosexual fuera producto de un comportamiento aprendido o el resultado de las influencias que el medioambiente familiar ejerce sobre el individuo, los homosexuales no serían merecedores de las garantías legales que ofrecen los “Derecho Humano” sobre su sexualidad. Sus demandas solo podrían reclamar respeto al estilo de vida, situación que, a su vez, podría ser denegada de acuerdo a las políticas locales del lugar donde se solicita.

Se nace homosexual
Se nace homosexual

Los derechos naturales o los derechos humanos se poseen, de acuerdo a la teoría iusnaturalista, por el mero hecho de nacer, y en el caso de la teoría contractualista (iuspositivismo), por la mera constitución de la sociedad. En ambas circunstancias los afectados se han visto obligados a demostrar que son merecedores, por ser homosexuales, del Artículo 2[2] de Declaración Universal de los Derechos Humanos. Esta exigencia únicamente puede llevarse a cabo si los homosexuales “nacen” siendo homosexuales y no porque prefieren un estilo de vida homosexual. Por lo que, al ser un hecho de naturaleza biológica se discrimina el excluirlos de los beneficios de la Declaración. Dada la naturaleza biológica de la sexualidad de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero (LGBT), la cláusula de posesión de derechos y libertades sin distinción de sexo proclamados por la Declaración, debe ser ampliada o extendida por jurisprudencia a ellos.

Arcoiris de los Derechos Humanos
Arcoíris de los Derechos Humanos

Esto hace que, junto con la lucha por los derechos de la mujer, el movimiento político-social LGBT sea uno de carácter mundial. La lucha por la transformación de los derechos humanos en leyes civiles locales, las cuales protegen las libertades individuales de su quebrantamiento ilegal (represión) por parte del poder (sea el de los gobiernos o el de cualquier otro agente político público o privado), y que se garantizarían la capacidad del ciudadano homosexual para participar en la vida civil y política del Estado en condiciones de igualdad, y sin discriminación, se convierte en un deber del movimiento popular LGBT. De igual forma, la intención de promover las ideas y los ideales de los promotores de la primera marcha “Gay” en Estados Unidos, se ha transformado acorde al momento histórico en que vivimos, hoy, este movimiento es de carácter global.

Bodas homosexuales en México
Bodas homosexuales en México

Los medios capitalistas incesantemente tratan de pervertir las raíces reivindicativas del movimiento popular LGBT a través de la despolitización y mercantilización de la política. En muchos lugares, detrás de las históricas marchas se encuentran los grandes monopolios patrocinando los eventos y, a su vez, evitando que estos se salgan del límite folclórico. El reto que el movimiento popular LGBT tiene de frente, en relación a los aspectos civiles-legales, se expande cuando su actuar político se direcciona a las causas económicas e ideológicas que sostienen y promueven el discrimen hacia la comunidad LGBT. El campo de batalla se presenta, pues, en las relaciones sociales; el racismo, las discriminaciones sexuales y de género, la violencia contra aquellos que cuyo estilo de vida, valores culturales, creencias y costumbres cotidianas difieren de las predominantes tiene su origen en las desigualdades sociales que surgen en la vida cotidiana, en el mercado laboral y en procesos de trabajo. Las desigualdades de clase sobre las que descansa la acumulación del capital se define con frecuencia mediante identidades de raza, género, etnia, religión y procedencia geográfica[3].

Marcha LGBT en México
Marcha LGBT en México

El movimiento popular LGBT confronta, al igual que todos los ciudadanos del planeta, el descalabro social producido por el neoliberalismo, por lo que, no puede abstraerse de los problemas que rodean su individualidad sexual y su comunidad participe. Las sociedades contemporáneas, cada día más polarizadas, conviven, por un lado, con la extrema pobreza (mano de obra desempleada) y por el otro, con los super-billonarios (excedente de capital no utilizado), todos ellos cohabitando en un mismo país. La pretensión de alcanzar un “crecimiento económico exponencial ilimitado”, algo imposible de obtener, y los problemas que han afligido al mundo durante los últimos 30 años indican que se está llegando a un límite en la acumulación continua de capital que no se puede superar sino creando ficciones provisionales. Añádase a esto la abyecta pobreza en la que vive tanta gente en el mundo, la proliferación de la degradación ambiental fuera de todo control y la ubicua y continua ofensa hacia la dignidad humana mientras los plutócratas acumulan cada vez más riqueza y autoridad, disponiendo de las palancas del poder político, institucional, judicial, militar y mediático bajo estrecho control, de forma que sólo puedan servir para la perpetuación del statu quo[4].

Desigualdad social y económica del Mundo
Desigualdad social y económica del Mundo

En el caso de México, la experiencia es ejemplificadora, ya que en dos de los principales partidos políticos del país hay representantes de la comunidad LGBT dentro de la estructura administrativa de estos partidos. Tanto el Partido de la Revolución Democrática (PRD) como el Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) cuentan con secretariados de diversidad sexual que se suponen promuevan la agenda LGBT. Sin embargo, al mirar de lejos, y esto lo insisto, se observa la subsunción de la agenda LGBT a la del partido, perdiéndose la primera en beneficio de la segunda. Algo semejante ocurre en Brasil donde el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra perdió autonomía y espontaneidad al subsumirse dentro de la política del Partido de los Trabajadores dirigido por mucho tiempo por Luiz Inácio Lula da Silva. Este es uno de los riesgos más grande que enfrenta cualquier movimiento popular al unirse a un partido político. La participación de representantes de la comunidad LGBT en estos partidos no excluye la integración de otros miembros de la comunidad LGBT dentro de las estructuras gubernamentales, especialmente en la Secretaría de Salud. Sin embargo, el comportamiento de estos individuos, que, si bien sirven a la comunidad, es el de la apología y el servilismo al sistema. Parte de su trabajo es hacer que el sistema funcione a fin de ocultar el discrimen y el desprecio que los administradores del poder sienten hacia el movimiento LGBT.

Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra, Brasil
Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra, Brasil

La defensa de los derechos civiles-humanos no debe quedar separada de los cambios estructurales que exige nuestra sociedad. De igual forma, el movimiento popular LGBT no debe perder su autonomía y espontaneidad en aras de obtener una voz visible a través de las estructuras administrativas de los partidos políticos. Hoy, se levantan lideres neo-fascista cubiertos por el “santo léxico”: Dios, trabajo, patria y familia; dispuestos a dar marcha atrás a las conquistas obtenidas, es por eso que, la visión y la misión es a largo plazo, con raíces profundas en una sociedad donde exista respeto por la naturaleza, un igualitarismo radical en las relaciones sociales, dispositivos institucionales basados en una apreciación de los intereses comunes, procedimientos administrativos democráticos (a diferencia de las farsas negociadas al mejor postor que existe ahora), procesos de trabajo organizados por los productores directos, vida cotidiana como exploración libre de nuevos tipos de relaciones sociales y pactos de coexistencia, concepciones mentales centradas en la autorrealización en el servicio a los demás e innovaciones tecnológicas y organizativas orientadas hacia la consecución del bien común más que apoyar el poder militarizado y la codicia empresarial[5].

Pactos de coexistencia
Pactos de coexistencia

[1] El 2 de noviembre de 1969, Craig Rodwell, su pareja Fred Sargent, y Linda Rodas propusieron la primera marcha de orgullo gay, la cual se realizó en la ciudad de Nueva York por resolución de la Conferencia Regional de Organizaciones Homófilas (ECHO), celebrada en Filadelfia. (Los disturbios de Stonewall producidos en el Greenwich Village en protesta por el acoso policial a la comunidad gay de Nueva York supusieron un punto de inflexión en la lucha a favor los derechos civiles de los homosexuales de todo el mundo. Se desencadenaron el 28 de junio de 1969.) Sargeant, Fred. “1970: A First-Person Account of the First Gay Pride March.” The Village Voice. June 22, 2010

“Que el Recordatorio Anual, con el fin de ser más relevante, alcance un número mayor de personas, y que abarque las ideas e ideales de la lucha más amplia en la que estamos inmersos -que nuestros derechos humanos fundamentales sean trasladados en tiempo y lugar.

Proponemos que se lleve a cabo una manifestación cada año, el último sábado de junio en la ciudad de Nueva York para conmemorar las manifestaciones espontáneas del 1969 en la calle Christopher y que esta demostración se llame “CHRISTOPHER STREET LIBERATION DAY” (Día de la Liberación de la Calle Christopher). No se harán normas en el vestir o en la edad para esta demostración.

También proponemos que nos pongamos en contacto con organizaciones Homófilas de todo el país y sugiramos que realicen manifestaciones paralelas ese día. Proponemos un programa nacional de apoyo.”

[2] Artículo 2: Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.

[3] Harvey D., 2010, El enigma del capital y las crisis del capitalismo, Akal, Madrid, pp 199

[4] Ibid Harvey D., 2010, pp 189

[5] Ibid Harvey D., 2010, pp 191-92

Un comentario en “Retos del movimiento popular LGBT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s