La cábala de las elecciones en la izquierda mexicana

En casi todos los lugares del mundo, donde hay elecciones, aunque solo sean aparentemente libres, el año de la elección se exhibe como fecha cabalística. México no es la excepción, el 2018 se presenta como año de renovación, transformación y, en algunos casos, como de “esperanza”. Aunque los sectores anti-partido han proliferado en sus distintas versiones, estos no han hecho mella en la opinión pública. La vida partidista continúa siendo la vía para la elección de funcionarios ejecutivos públicos, como es el caso de un presidente. Sin embargo, al rayar la pintura del color partidario los matices son de tonalidades, del blanco brilloso al blanco opaco.

Partidos políticos mexicanos
Partidos políticos mexicanos

Los partidos, golpeados por la inmediatez del postmodernismo, se encuentran entrapando en el “terror de las verdades totalizante” donde los proyectos a largo plazo no tienen cabida, Es innegable que las teorías postmodernas supieron impregnar a la sociedad de sus “verdades parciales y ahistóricas”. Esto es perfectamente visible durante los periodos electorales. En México, aunque, para el registro de candidatos se exige una propuesta programática, esto se considera un mero trámite. En muchas instancias se le pide a un grupo de militantes que redacten algo formal y, eso es lo que se presenta. Los programas son letra muerta, carente de consenso y discusión dentro de los partidos.

Frente a los problemas estructurales e inmediatos del país los candidatos en sus campañas repiten frases huecas, como quien vende Coca Cola, la chispa de la vida. La realidad es que, ya sea por temor a ofender o a equivocarse, o como escuche una vez de un candidato a gobernador en las elecciones del 2016 en Puebla, “no me voy a distraer en eso”, las necesidades sociales son omitidas en muchas de las campañas política. Es evidente que no podemos pedir una cátedra social en cada uno de los discursos políticos, pero es deleznable que en sus campañas políticas no se sepa hacia dónde van y para que quieren gobernar.

Publicidad engañosa
Publicidad engañosa

 Existen problemas visibles que no requieren mucho análisis para verlos, pero si para resolverlos. Hay problemas estructurales que exigen la participación colectiva para su resolución. La improvisación, muy probablemente, sería peor que el problema en cuestión. Y, al ser problemas estructurales se tiene que echar mano de las teorías sociales y políticas vigentes, por lo menos como marco de análisis. Esto, bajo ninguna circunstancia, debe ser considerado como una garantía de éxito, pero sí, como un ejercicio democrático en la toma de decisiones.

En México, la aplicación del modelo económico neoliberal ha generado una debacle peor que la que la crisis económica que pretendía resolver, esto en términos sociales, ya que la acumulación del capital en manos de muy pocos ha sido un éxito. El Tratado de Libre Comercio agudizó aún más la dependencia económica que México tenía de Estados Unidos y, aunque, en términos generales el consumo de bienes importados se abrió a la población, si no fuera por las remesas, un solo sector de la población tendría acceso a ellos. La reforma de salud, iniciada por el ex-presidente Ernesto Zedillo y oficialmente inaugurada por Vicente Fox-Julio Frenk, está muy lejos de atender a la población no cubierta por los otros seguros imperantes en el país (IMSS, ISSSTE; privados) https://t.co/ve9AeMT04d.

Actualmente, ninguna de las reformas estructurales implementados por el presidente Enrique Peña Nieto han dado un saldo positivo: por ejemplo: la de telecomunicaciones, solo ha servido para que en vez de que sea uno el que se enriquezca, ahora sean varios los que se repartan las riquezas de las telecomunicaciones; la de energía abrió las puertas al despojo y al saqueo de las tierras y el agua de la Nación, los ejidatarios y propietarios no tiene ninguna posibilidad de defender su patrimonio; la de educación tiene a los maestros en las calles exigiendo respecto a su actividad laboral. El famoso “Pacto por México”, además de haber sido un fracaso, ha desprestigiado a cada uno de sus firmantes. Aunque, en las elecciones del 2016 el partido Acción Nacional obtuvo la mayoría de los puestos de elección, la participación ciudadana fue muy poca. La economía neoliberal mexicana se sostiene por los prestamos gubernamentales -principalmente al Fondo Monetario Internacional y al banco Mundial- por las remesas provenientes de Estados Unidos y por el lavado de dinero producido en el narcotráfico.

Limpiacristales
Limpiacristales

Al día de hoy, problemas como los siguientes se dejan ver en todo el país: corrupción abiertamente visibles de los funcionarios gubernamentales, inflación, presos políticos, destrucción ecológica, feminicidios, despojo y saqueo de la tierra por las mineras en la Sierra Norte, corrupción gubernamental, criminalidad y falta de seguridad, secuestros, ejecuciones indiscriminadas, despojo y saqueo del agua (fracking), mortalidad infantil, pobreza extrema, migración del campo a la ciudad, desempleo en aumento, entre otros. La discriminación, no solo por preferencia sexual, sino contra los indígenas, por poseer un empleo como el de albañil, maltrato obstétrico y misoginia, sexismo, están a la orden del día. Los derechos del consumidor se violan constantemente, las instancias federales son lentas y se encuentran sobre cargadas de trabajo. Las ciudades viven en un caos vial permanente, su diseño es asfixiante orientado el uso de mega-carreteras, lo que sobre carga las vialidades. Las principales ciudades son receptores primarios de la migración rural, las cuales luego los botan y expulsan a sus hijos hacia los Estados Unidos. Basta con mirar en las esquinas donde hay un semáforo para darnos cuenta de que opciones de trabajo hay en la ciudad, no lo hay ni en el área rural ni en la ciudad.

Minería de cielo abierto
Minería de cielo abierto

La izquierda alternativa, que intente emerger como opción nacional en las próximas elecciones, debe superar la magia de la cábala numérica. Si su futuro se encuentra en el 2018, no es una esperanza para México, porque tiene fecha de caducidad. Sin temor a equivocarse, el momento le exige tener visión de futuro, vocación de poder, dignidad de gobernante. Lo urgente no debe posponer lo necesario, y para un proyecto de nación se requiere caminar despacio, construyendo desde abajo, donde el pueblo amarre la victoria del partido, no al revés.

Los misterios de la cábala
Los misterios de la cábala

Un comentario en “La cábala de las elecciones en la izquierda mexicana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s