Presupuesto y las elecciones del 2015 en México

Por:     Rafael Santiago Pagán Rappo

Ricardo Salvador Otero Sanchez

Con la apertura del periodo de elección de candidatos podemos dar por iniciada la campaña electoral del 2015. Las elecciones a nivel federal será para 500 diputados al Congreso de la Unión; 300 de los cuales serán electos por mayoría simple en cada uno de los distritos electorales en que se divide el país; y los 200 restantes mediante el principio de representación proporcional al ser votados en listas en cada una de las cinco circunscripciones electorales que integran al país. Los elegidos constituirán, a partir del 1 de septiembre de 2015, la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión de México. De igual forma, se elegirán 9 gubernaturas, 641 diputaciones en 17 entidades, 993 alcaldías en 16 estados, además de las 16 jefaturas delegaciones en el Distrito Federal. La autoridad rectora de las elecciones será el Instituto Nacional Electoral, creado a partir del antiguo Instituto Federal Electoral por las reformas constitucionales en materia política aprobadas a principios de 2014, mismas que, además, modificaron la fecha de la jornada electoral al primer domingo del mes de junio.

Instituto Nacional Electoral
Instituto Nacional Electoral

Las campañas electorales empezarán formalmente el día siguiente del registro de candidaturas y tendrán una duración de 60 días, con lo que concluirán el 3 de junio de 2015. El domingo 7 de junio se disputará un total de 2,159 cargos de elección, y los nuevos diputados federales electos tomarán posesión de su cargo el 1 de septiembre de 2015, lo que marcará el inicio de la 63 Legislatura del Congreso de la Unión.   (http://www.ine.mx/docs/IFE-v2/DECEYEC/DECEYEC-ProcesosElectorales/Calendario-Docs/ISU_Cal_Elect-2015.pdf)

Congreso de la Unión
Congreso de la Unión

Como podemos observar, algunos ciudadanos tendrán el derecho de votar no sólo para la elección de diputados federales sino también por la elección de otros cargos públicos como lo son las gubernaturas, los alcaldes, diputados locales, asambleístas y delegados. La 63 Legislatura del Congreso de la Unión tendrá como prioridad inmediata la aprobación del presupuesto de egreso de la federación 2016, el actual es de 4, 676,237.1 millones de pesos. Desde el momento en que se estableció el IVA (impuesto al valor agregado) todos los que compramos algo en algún establecimiento pagamos ese impuesto, esto es, somos contribuyentes y el dinero que se asigna a la federación es el nuestro. La fracción IV del Artículo 74 Constitucional establece que el titular del poder Ejecutivo Federal debe hacer llegar a la Cámara de Diputados la propuesta de gasto público a más tardar el 15 de noviembre del año anterior al que se refiera el presupuesto. La Cámara de Diputados y la de Senadores autorizan el cobro y la recaudación a través de la Ley de Ingresos de la Federación. A diferencia del Presupuesto de Egresos que sólo lo aprueba la Cámara de Diputados.

Por lo que, algunos ciudadanos tendrán la posibilidad de participar en la elección de quienes elaboran el presupuesto de egresos de la federación así como de los funcionarios que gastarán parte de ese presupuesto. Es un derecho constitucional tener representación en los órganos legislativos, y la elección de estos legisladores recae sobre los votantes. Estamos eligiendo a quienes decidirán sobre nuestros impuestos, cómo se gastará nuestro dinero, y algunos, quién lo va a gastar. Es un absurdo poner en cargos públicos a personas incompetentes, pero también es un absurdo entregar nuestros impuestos y después no elegir a quien se va a gastar ese dinero.

Los cantos de sirena de “No Votar” obedecen a intereses ajenos al ejercicio de un derecho constitucional. Podemos señalar todos los defectos que encontremos, tanto en la elección del funcionario como en su ejercicio público, pero se trata de nuestro dinero. Actualmente, la mayoría de los mexicanos no contamos con mucho dinero como para que demos manos libres al NarcoEstado para que se lo gaste. La elección de nuestros representantes, sea buena o sea mala, debe ser considerada como un paso en el ejercicio de nuestros derechos constitucionales. La podredumbre existente en nuestro país, de la cual múltiples medios dan fe, nos obliga a ir más allá del mero voto en las urnas. Pero si usted sólo desea votar hágalo sabiendo que se trata de su dinero y de sus derechos constitucionales, no los tire a la basura.

Ejercicio del Voto

Ejercicio del Voto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s