La administración de Enrique Peña Nieto y el desenmascaramiento del PRI

Por: Rafael Santiago Pagán Rappo

Ricardo Salvador Otero Sanchez

 Recientemente, Rafael Barajas Durán, el Fisgón, publicó el libro titulado “La raíz nazi del PAN”. Esta publicación nos da luz sobre el origen de la ideología autoritaria-fascista de uno de los principales partidos políticos mexicano. Sin embargo, el PAN no es el único partido que comparte estas ideas en el México del siglo XX. La máxima nacionalista, engendro del romanticismo del siglo XIX, dio pie a las más grandes barbaries del siglo XX. Al día de hoy, en torno al mismo discurso, se siguen agrupando sectores políticos que resaltan valores “unitarios”, “homogenizante”, que sólo pueden ser defendidos sacrificando los derechos individuales. La sociedad, comprendida bajo esta ideóloga, se concibe como un ente homogéneo que requiere de un régimen totalitario que salvaguarde su estabilidad. Las garantías individuales, mismas que sustentan el respeto a la diversidad, son barridas en aras de la “nación” y de sus valores sempiternos.

El México pot-revolucionario navegó entre las aguas del anarquismo-sindicalismo y el romanticismo-nacionalista. Necesitados de una “identidad nacional” no indígena, a la altura del ideal europeo, los herederos de la revolución inventaron al mexicano de hoy. Desde el porfiriato, la ideología positivista facilitó fue facilitando la creación de una identidad nacional que ocultaba la diversidad indígena, símbolo de pobreza y atraso. Este no es el lugar para mencionar algunos ejemplos de mercenarios-apologistas, intelectuales al servicio del Estado, que al día de hoy siguen siendo galardonas por los servicios de la construcción del “prototipo mexicano”. Sin embargo, el subdelegado priista de Huixquilucan, Luis Adrián Ramírez Ortiz, militante del Frente Juvenil Revolucionario, es un buen ejemplo para darnos luz a este respecto. El señor Ramírez Ortiz, militante del verdadero priismo, resalta la figura del presidente Gustavo Díaz Ordaz, como modelo a seguir en estos momentos de crisis nacional. No debemos equivocarnos al interpretar sus frases, no es una equivocación producto de su ignorancia, es el deslizamiento visible del proyecto ideológico priista para este país.

A partir de finales del siglo XX, el PRI se quitó la máscara populista-autoritaria, mantenida hasta ese momento a través de los grupos corporativos (empresarial-obrero-campesino), de un fuerte control de la población a través de la secretaria de Gobernación y el dominio absoluto del aparato gubernamental (ejecutivo-legislativo-judicial). Los intentos democratizadores del siglo XX no alcanzaron un sexenio (2000-2006). La corrupción, elemento perene de la política mexicana hizo su aparición corrompiendo y desvirtuando el aparato electoral. Sin embargo, esto no detuvo la des-mexicanización de sectores importantes de la economía. El proyecto innovador de finales del siglo pasado consistió en poner en las manos del “mercado”, especialmente el internacional, el futuro del país. Ante el debacle político-económico existente actualmente, la máxima porfirista se hace escuchar. Los militantes priistas más aguerridos, en consonancia con la visión panistas de la sociedad, los empresarios temerosos de un cambio en la política económica que les pueda afectar y, obviamente, los militares, levantan la voz gritando: Orden y Progreso.

El proyecto mexicano-nacionalista, ignorante de sus raíces indígenas y de la rica diversidad cultural que ésta posee, se tambalea. Los nietos ricos de la revolución se resisten a ser indígenas-mexicanos. Los niños “bien nacidos”, herederos de fortunas mal habidas producto del saqueo constante del erario público, sueñan con ser blanco como la nieve, puros en su raza (aunque no tiene idea de cuál), y rígidos en su propia ley (inventada en sus sueños de grandeza). Al invocar imágenes autoritarias como la de Díaz Ordaz los priistas demuestran su “voluntad de ansias de poder”, carente de cualquier tipo de interés democrático, donde la participación ciudadana es un peligro para su estabilidad así como la del país al que ellos aspiran.

El racismo y el menosprecio hacia el verdadero México, es la razón por la cual los militares en la zona de Iguala, aun sabiendo de los homicidios que se estaban cometiendo, dieron la espalda a los normalistas volteando la cara ante semejante atropello. A los estudiantes de la Normal se les negó el derecho de existir, el derecho a ser. La autoridad pública actuó como si se tratara del aniquilamiento de una jauría rabiosa. Las riquezas ancestrales de los viejos funcionarios públicos quedan empequeñecidas ante el caudal de dinero que genera la narco-política. La barrera entre narcotraficante y funcionario público, hoy es inexistente. La fuerza pública, sin importar que nivel de jerarquía estemos hablando está sometida a los intereses de la narco-política, ya sea por protocolos administrativos  como por complicidad.

Hoy nos sorprenden las expresiones de Ana Alidey Durán Velázquez, hija de Araceli Velásquez Carrasco, dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Comisión de Agua y Alcantarillado de Sistemas Intermunicipales (CAASIM) de Hidalgo, publicadas en su cuenta de Facebook: “Luego porqué los queman…. NACOS”. Según la revista Procesos, la joven publicó ese mensaje al lado de una fotografía alusiva a la quema de la puerta de Palacio Nacional, http://www.proceso.com.mx/?p=387288. La susodicha es simpatizante del PRI y también publicó una fotografía al lado del presidente Enrique Peña Nieto, con el título “Mi ídolo”.

Sin embargo, olvidamos que el 12 de diciembre de 2011, Paulina Peña, hija del actual presidente Pena Nieto, retuiteó una frase de su novio José Luis Torre textualmente, con la cuenta @JojoTorre, que decía: “…un saludo a toda la bola de pend.ejos, que forman parte de la prole y sólo critican a quien envidian!…” La hija de la ilustrísima primera dama, Angélica Rivera, iluminó a la nación al responder a las preguntas de los periodistas que la entrevistaban.  Sofía Castro nos dice: “No es momento de hablar de Ayotzinapa, venimos a disfrutar”. Lo que observamos es el sentir verdadero y real de la oligarquía dominante y gobernante de este país. Al igual que su hermanastra y sus amigas de partido, la hija de la primera dama transpira el desprecio hacia México.

 La administración de Peña Nieto ha servido para hacer que sus militantes se sientan libres de externar su menosprecio hacia el México real. Otro ejemplo incuestionable es el de la exdiputada suplente, local y federal del PRI por el distrito Ixmiquilpan, Rocío Marili Olguín Cuevas, la cual se mofó del caso de los normalistas desaparecidos en Ayotzinapa en un mensaje que publicó el miércoles 12 de octubre tras el partido México-Holanda. Según el portal News Hidalgo, la también exfuncionaria pública, publicó en la red social: “A veces creo que yo soy Ayotzinapa, pero mete gol el Chicharito y se me pasa!!! No sé si reír o llorar… mátenlos para que no se reproduzcan”. http://www.proceso.com.mx/?p=387938

La exlegisladora, según el portal News Hidalgo, ha sido secretaria general del PRI en Ixmiquilpan; funcionaria de la Secretaría de Planeación, Desarrollo Regional y Metropolitano (Sepaderym) y directora del Centro de Rehabilitación Infantil dependiente del DIF Hidalgo. Es hija del expresidente municipal y legislador local, Abelardo Olguín, ya fallecido. La década de 1970 floreció en golpes de estado en la región del cono sur del continente Americano, la consigna entre los militares fue “mátenlos para que no se reproduzcan”, refiriéndose a la guerrilla y fuerzas opositoras en los respectivos países. El proyecto fallido fascista del cono sur es el que se está intentando establecer en México.

El desprecio es de tal magnitud que lo irresoluto de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa no fue motivo suficiente para detener la salida de Peña Nieto hacia China. Sin importarles las críticas y las dudas generadas por el presunto donativo de la “Casa Blanca”, las acusaciones de conflicto de interés en la otorgación de cuantiosos contratos y la utilización del avión presidencial, el presidente Peña Nieto dio la espalda a su país y se fue de viaje. (http://regeneracion.mx/tendencias/pena-nieto-obtiene-casa/), (http://www.jornada.unam.mx/2014/10/17/politica/020n1pol), (http://www.jornada.unam.mx/2014/11/12/politica/015n2pol).

Ayotzinapa
Ayotzinapa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s