Arrecian los tambores de guerra contra el pueblo mexicano

Las reformas constitucionales de este sexenio vinieron acompañadas del fortalecimiento de la militarización de la policía tanto federal como estatal. Dentro de este proyecto militarista lo más insólito se encuentra en el ejército mexicano el que los militares se transforman en policías. Las actividades policiacas de los militares serán dirigidas contra los civiles y no para control interno del ejército.

A mediados del año, el presidente Peña Nieto instruyó la inmediata entrada en acción de la división de Gendarmería de la Policía Federal. Este cuerpo especial dentro de la policía federal, ya de por sí bastante militarizada, contará con 5 mil elementos. Al no tener ningún problema legal en términos de jurisdicción el gobierno federal puede intervenir en los cuerpos locales de seguridad pública.(http://www.jornada.unam.mx/2014/08/23/politica/008n1pol)

Gendarmería Nacional Mexicana
Gendarmería Nacional Mexicana

En Xalapa, el gobernador Javier Duarte de Ochoa presentó recientemente lo que él denominó la “Fuerza Civil”. Se trata de un cuerpo de élite policial que recibió adiestramiento de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina-Armada de México (Semar), así como de la Policía Federal. Este cuerpo de élite militar consta de 2 mil elementos policías-militares. (http://www.jornada.unam.mx/2014/10/17/politica/018n3pol) Los elementos de este cuerpo policía-militar cuentan con la más alta capacitación para desactivar explosivos y son expertos francotiradores. Además, cuenta con plataformas de comunicación, armamento y tecnología para actuar y responder de manera inmediata ante cualquier situación específica.

Fuerza Civil Veracruz 1
Fuerza Civil Veracruz

En la colocación de la primera piedra de lo que será el cuartel de la Policía Militar, en el municipio de Escobedo, Nuevo León, el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), general Salvador Cienfuegos Zepeda, anunció el proyecto para construir una ‘‘brigada de policía militar’’, con 3 mil elementos, que desde allí atenderá los requerimientos de Tamaulipas, Coahuila, San Luis Potosí y la entidad anfitriona. (http://bit.ly/1tZE3jd) Aunque este cuerpo especial del ejército estaría asignado para una región limitada de la zona norte, no carece de limitaciones jurisdiccionales, lo que le permite moverse a cualquier parte del país que así ellos crean conveniente. Al igual que la gendarmería federal puede intervenir en cualquier localidad del territorio nacional.

general Salvador Cienfuegos Zepeda
general Salvador Cienfuegos Zepeda

En menos de 6 meses, la federación, el ejército mexicano y el Estado de Veracruz, han conformado una fuerza policiaca-militar de 10 mil elementos para resguardar parte del territorio nacional, no sabemos cuántos más habrá, dadas las condiciones existentes en el país. Comparativamente, y con el motivo de detener “cualquier agresor potencial” y de garantizar la seguridad de la Alianza Atlántica, los 28 países de la OTAN aprobaron su cumbre bianual la creación de una fuerza de acción inmediata de miles de hombres, capaz de responder a cualquier amenaza exterior en cuestión de días. El Plan de Acción Inmediata (RAP, por sus siglas en inglés) conlleva la puesta en marcha de una fuerza de intervención inmediata capaz de desplegarse entre dos y cinco días. Este refuerzo de los sistemas de defensa de la Alianza va dirigido específicamente contra Rusia. Aunque la composición exacta de esta fuerza aún no ha sido revelada, se estima que estará conformada por lo menos de 4.000 efectivos. Los integrantes de la OTAN entienden que con una fuerza militar de 4 mil hombres de acción rápida son capaces de desmantelar una amenaza del Oso ruso. (http://internacional.elpais.com/internacional/2014/09/05/actualidad/1409947380_702928.html)

Tropas de la OTAN
Tropas de la OTAN

El peligro potencial de la militarización del país debe verse en el contexto de la visible descomposición que presenta la estructura gubernamental existente. A simple vista y a corto plazo significa la pérdida de la vida, de la libertad, tanto política como física, junto con el deterioro de los derechos democráticos recientemente adquiridos. El presupuesto, el cual fue “RANCHO del famélico ejército civil” después de la independencia, como diría Justo Sierra[1], hoy es la fuente de riqueza de unos pocos. En el corto periodo que Peña Nieto lleva como presidente no paran las acusaciones de conflicto de interés en la otorgación de cuantiosos contratos. (http://regeneracion.mx/tendencias/pena-nieto-obtiene-casa/), (http://www.jornada.unam.mx/2014/10/17/politica/020n1pol), (http://www.jornada.unam.mx/2014/11/12/politica/015n2pol)

La libertad y la justicia
La libertad y la justicia

La raíz histórica que nutre y mantiene al “Árbol de la Impunidad” es el “Fuero Constitucional”, el cual garantiza la excepcionalidad de los funcionarios públicos de alta jerarquía impidiendo ser procesados sin antes llevar a cabo un procedimiento de nunca acabar. La indolencia legislativa para elaborar leyes que permita poseer procedimientos más expeditos en el poco espacio que permite la Constitución actual obedece, principalmente, a que serían leyes contra ellos mismos, algo que jamás va a ocurrir. La Constitución y las Leyes posteriores a la Independencia aseguraron el “Fuero” al clero y a los militares. El primer grupo ya no goza de dicho privilegio pero los militares y la alta burocracia son intocables.

Este nicho constitucional ha servido, no para que el funcionario público quede protegido en su labor de buen administrador, sino para saquear el erario público. El crimen de estado cometido en Iguala, con los normalistas de Ayotzinapa, ha develado la putrefacción existente en la Ley Electoral, donde el Fuero Constitucional y la negociación monetaria en la obtención de puestos públicos de elección popular albergan al narco-político. El mejor ejemplo lo da Alfonso Ramírez Cuéllar co-fundador del PRD (Partido de Revolución Democrática), el cual menciona: “el caso de la última elección para nombrar consejeros nacionales y dirigencias locales, los gastos llegaron, según testimonios de distintos dirigentes de las diversas planillas, a representar cifras cercanas a los 800 millones de pesos… El dirigente de El Barzón especificó que no se trató de dinero del partido, el que fiscaliza la autoridad y se obtiene bajo las normas de la legalidad, sino el que se mueve a partir de los circuitos informales y de los orígenes llenos de sospecha.”

La advertencia emitida por el máximo representante de uno de los sectores sociales protegidos por el Fuero Constitucional, el ejército mexicano, representa una amenaza a la estabilidad social, lo cual indica invariablemente el saberse y sentirse por encima de la Ley.  No amedrentan al Ejército juicios ‘‘injustos y erróneos’’, fueron las declaraciones del  secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos Zepeda. (http://www.jornada.unam.mx/2014/11/11/politica/003n1pol). Como bien señala Julio Hernández en su columna Astillero: Grave sería que el alto mando militar del país llegara a considerar antipatrióticos o amenazantes los ejercicios de análisis, crítica y denuncia respecto de lo que sucede en el país. Los jefes militares estarían entonces asignándose un papel de jueces sumarios que decidieran a partir de su criterio personal qué debe clasificarse como rumor, intriga o ‘‘deslealtad’’ y se sentirían legitimados para actuar por encima de cualquier restricción civil, política o legal, para defender el interés superior de la patria amenazada, al igual que sus fuerzas armadas, por ‘‘juicios injustos’’. (http://www.jornada.unam.mx/2014/11/12/opinion/004o1pol)

Ejército mexicano
Ejército mexicano

Este tipo de declaraciones nos hace suponer que la militarización de las fuerzas policiales y la transformación de los militares en policías no obedecen exclusivamente a la necesidad de combatir al narcotráfico, del que se tiene vasta información. La experiencia de la “guerra sucia” en las décadas de 1960-70 y lo expresado por el comisionado nacional de seguridad, Monte Alejandro Rubido, en relación al uso de la gendarmería nacional, nos deja clara que la mira está puesta en el pueblo mexicano, como potencial agresor a las transnacionales. Según el funcionario, la nueva gendarmería nacional se encargará de garantizar la seguridad de los “ciclos productivos” del campo, la industria y la minería, el cuerpo policial estará dedicado a proteger “tareas productivas fundamentales” para la economía del país. (http://www.vanguardia.com.mx/nuevagendarmeriamexicanacustodiaraactividadeseconomicas-2100781.html) Como se señaló al principio del artículo, las reformas constitucionales de este sexenio vinieron acompañadas de la militarización de la fuerza pública del país.

Reforma Energética
Reforma Energética

[1] Sierra J. (re impresión 2010), Juárez su obra y su tiempo, ed Porrúa, México, pp 18

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s