La empatía, el dolor ajeno y las emociones

En momentos como los de hoy, donde la información viaja en imágenes virtuales, los conceptos de empatía y emoción se hacen cada vez más relevantes. El concepto de empatía acarrea la sensación de sentir los sentimientos de otros. En latín, la palabra significa, “sentir adentro” o “sentir con”[1]. La respuesta empática incluye la capacidad para comprender al otro y ponerse en su lugar a partir de lo que se observa, de la información verbal o de la información accesible desde la memoria desde la memoria (toma de perspectiva), y la reacción afectiva de compartir su estado emocional, que puede producir tristeza, malestar o ansiedad. Así, la empatía favorece la percepción tanto de las emociones (alegría, tristeza, sorpresa) como las sensaciones (tacto, dolor) de otras personas. Por ello, la empatía desempeña un papel central en la disposición pro-social de las personas y en su supervivencia, ya que ésta depende de la habilidad para funcionar de manera óptima dentro del contexto social, para lo cual es fundamental comprender lo que sienten los demás[2].

Empatía
Empatía

La empatía es una forma de inferencia psicológica en la que la observación, la memoria, el conocimiento y el razonamiento se combinan para poder comprender los pensamientos y sentimientos de los demás.Otro componente de la empatía es el emocional. Al tratar de comprender y de ponerse en el lugar del otro, la persona se acerca al estado emocional del otro y reacciona. Popularmente, una persona empática es aquella que entiende los estados emocionales del otro, aunque en realidad, más que entender o apreciar los sentimientos de otros, se representa a sí mismo en lo observado en otros. Cuando Theodore Lipp introdujo el concepto de empatía (Einfühlung), destacó el papel crítico de la “imitación interior” de las acciones de los demás. Comparado con los individuos no empáticos, los individuos empáticos muestran una mayor imitación no consciente de las posturas, manierismos y expresiones faciales de otros. De acuerdo a Luis Moya-Albiol[3], esta representación de la acción de los otros modula y forma los contenidos emocionales de la empatía. Tanto la empatía como la imitación son dos procesos automáticos que dependen de la representación interna. Un individuo reconoce las emociones de otros, habitualmente expresadas por gestos corporales y/o faciales, mediante la representación interna de dichas emociones y mediante imitación.

Empatía como arma de evolución
Empatía como arma de evolución

Por otro lado, las emociones son en sí mismas eventos mentales, son instancias o suponen procesos físicos en el cerebro o en el cuerpo, por lo que estas pueden ser explicadas por eventos en el mundo físico[4]. De igual forma, las emociones son estados mentales consientes, representaciones mentales, que en principio, pueden ser reportadas. Ontológicamente, las experiencias de la emoción son consideradas como estados placenteros o desagradables, los cuales, además, poseen un contenido experimental, como sentir un despertar, y una relación o significado situacional[5]. Gran número de estos estados emocionales son resultado de interpretaciones de situaciones sociales o de evaluación de la consecuencia de estas.

Niños asesinados por las bombas israelí
Niños asesinados por las bombas israelí

Se puede afirmar que las emociones están constituidas a base de reacciones simples que promueven sin dificultad la supervivencia de un organismo, facilitando la adaptabilidad de éste al medio ambiente. Desde un punto de vista evolucionista, Peter J. Lang[6], considera que las emociones se basan en disposiciones para la acción y tienen su origen evolutivo en patrones de acción que facilitan la supervivencia, aunque frecuentemente la acción se encuentre inhibida. Las emociones, pues, pueden considerarse como un mecanismo de defensa del organismo que lo incitan a moverse ya sea para aproximarse o alejarse de la situación en cuestión.

Abbas Falasteen Hamideh 8
Abbas Falasteen Hamideh 8

El origen evolutivo de las emociones nos indica que existe un patrón de respuesta emocional que ha desempeñado un papel importante en la supervivencia de la especie. Aunque ontológicamente, este patrón de respuesta pueda dividirse en placenteras y desagradables, existe un grupo básico innato de categorías emocionales que son fácilmente identificable en la historia evolutiva del ser humano: la sorpresa, la alegría, la ira, la eversión, la tristeza. Estas emociones innatas poseen a la vez un carácter motivacional o movilizador ante estímulos apetitivos o nocivos y un papel relevante en la comunicación, principalmente a través de la expresión facial[7].

llantos-durante-el-entierro-de-los-miembros-de-la-familia-hamad-en-la-ciudad-de-beit-hanoun.jpg
llantos-durante-el-entierro-de-los-miembros-de-la-familia-hamad-en-la-ciudad-de-beit-hanoun.jpg

Las emociones propiamente dichas (repugnancia, miedo, felicidad, tristeza, simpatía y vergüenza) apuntan directamente a la regulación vital a fin de evitar los peligros o ayudar al organismo a sacar partido de una oportunidad o indirectamente facilitar las relaciones sociales[8]. Damasio describe las emociones como un conjunto complejo de respuestas químicas y neuronales que forman un patrón distintivo. Según él, las respuestas son producidas por el cerebro normal cuando éste detecta un estímulo emocionalmente competente (EEC), esto es, el objeto o acontecimiento cuya presencia, real o en rememoración mental desencadena la emoción. Las respuestas son automáticas, por lo que el cerebro está preparado por la evolución para responder a determinados EEC con repertorios específicos de acción. Sin embargo, la lista de EEC no se halla confinada en los repertorios que prescribe la evolución, en estos se incluyen muchos otros que son aprendidos en toda una vida de experiencia. El resultado inmediato de estas respuestas es un cambio temporal en el estado del propio cuerpo, y en el estado de las estructuras cerebrales que cartografían el cuerpo y sostiene el pensamiento. El resultado último de las respuestas, directa o indirectamente, es situar al organismo en circunstancias propicias para la supervivencia y el bienestar.

Raya FM 5
Raya FM 5

Esta definición engloba el comportamiento tanto interno como externo de las emociones. Las emociones pues, proporciona un medio natural para que el cerebro y la mente evalúen el ambiente interno y el que rodea al organismo y así responder en consecuencia y de manera adaptativa. Algunas estructuras cerebrales permiten que las emociones tengan lugar sin necesidad de que el agente causante sea analizado de manera consciente. Cuando la reacción emocional tiene lugar sin conocimiento consciente del EEC, la emoción significa no obstante el resultado de la evaluación de la situación por parte del organismo.

Crimenes judios
Crimenes judios

Damasio sostiene que la presencia inicial del estímulo emocionalmente competente suele conducir a rememorar otros estímulos asociados que son a su vez emocionalmente competentes. A medida que pasa el tiempo, los EEC pueden mantener el disparo de la misma emoción, desencadenar modificaciones de ella, o incluso inducir emociones conflictivas. En relación con este estímulo inicial, la continuidad e intensidad del estado emocional se encuentra, pues, a merced  del proceso cognitivo que se desarrolla. El procesamiento de las emociones implica una ruta dual: el flujo de contenidos mentales que preparan a los desencadenantes para las respuestas emocionales y las mismas respuestas ejecutadas, las cuales constituyen las emociones que eventualmente conducirán a los sentimientos. Los sentimiento son, pues, la representación consciente de las emociones, consisten en la integración de la experiencia sensorial inmediata de los estímulos presentes y del estado interno, junto con la activación emocional procedente de la región neuronal denominada amígdala y de la memoria de sucesos anteriores relacionados a estos procedentes del hipocampo.

Radio Pakistan
Radio Pakistan

Las emociones son “respuestas breves, rápidas, organizadas, que implican complejos patrones de respuesta y son difíciles de controlar”[9]. Aunque estas, en primera instancia, pueden verse de manera desorganizada, la persona que experimenta una emoción sólo se preocupa de aquellos acontecimientos, señales o ideas relacionadas con su emoción, ignorando en ese momento el resto de los estímulos. La representación mental de la emoción en un momento determinado le permite poner atención e interactuar con la situación psicológica del momento. La toma de decisión con respecto a tal o cual situación dependerá de la valorización del significado de un estímulo o situación relacionados con el bienestar del individuo. En este proceso intervendrán las fuertes reacciones fisiológicas, fundamentalmente vegetativas y hormonales, que acompañan a las emociones. Lo que le añade el carácter motivacional de las emociones.

Radio Pakistan 2
Radio Pakistan 2

De acuerdo a Lisa Feldman Barrett, et.al., desde un marco psicológico, se puede entender la representación mental de la emoción, en una ocasión determinada, como el flujo de un continuo cambio de la consciencia en donde el núcleo afectivo continuamente evoluciona, interactúa con, y mutuamente se constriñe con información significativa de una situación determinada. A través del tiempo, en forma continua, el cerebro procesa e integra información sensorial que recibe del mundo, por ejemplo, la información somato-visceral procedente del cuerpo se procesan y se integran con el conocimiento previo sobre objetos y situaciones lo que da pie a un estado afectivo que está unido a una situación significativa, así como a una disposición para actuar de forma determinada. Como resultado, un núcleo afectivo y una interpretación psicológica de la situación son perceptualmente categorizados y experimentados como una percepción única, de la misma forma en cómo se experimenta junto la percepción del color, la profundidad y la forma de un objeto[10]. Felmman entiende que la experiencia emocional es un estado mental donde el contenido es en uno afectivo (placentero o desagradable) y otro conceptual (representación del mundo que se tiene al derredor).

Niños heridos en un ataque aéreo israelí
Niños heridos en un ataque aéreo israelí

Keysers, et al.[11], señalan que cuando observamos las acciones de otros, la actividad indirecta del área premotora, de la región parietal posterior y de la zona somato-sensorial contribuye cada una a diferentes aspectos de la percepción de las acciones de otros. Estas regiones programan nuestra respuesta motora, detectando las intenciones de otros y experimentando lo que se sentiría el mover el propio cuerpo en la forma observada respectivamente. En algún momento de nuestra vida todos hemos experimentado lo aversivo que representa el ser testigo del dolor ajeno. Por ejemplo, si vemos la cara de alguna persona expresando dolor, nos sentimos fuertemente angustiados. Si lo vemos cortarse el dedo con un cuchillo filoso, no tan sólo nos sentimos angustiados sino que nos inclinamos a agarrar nuestro propio dedo. Las imágenes y las filmaciones pueden producir el mismo efecto en el cerebro que un acontecimiento en vivo.

Comportamiento de imitación
Comportamiento de imitación

Los estudios de imágenes del cerebro a través de la resonancia magnética funcional han corroborado todos estos descubrimientos. Al presentarse filmaciones o imágenes de personas sufriendo experiencias traumáticas, la región del procesamiento nociceptivo (respuesta al estímulo de dolor) se activa en los observadores. Lo que ha podido servir para concluir que la empatía por el dolor involucra los componentes afectivos, aunque no así, los componentes sensitivos de éste[12]. La empatía es, pues, una forma de cognición social y en esta última se incluye al conjunto de operaciones mentales que subyacen en las interacciones sociales, las cuales incluyen los procesos implicados en la percepción, interpretación y generación de respuestas ante las intenciones, disposiciones y conductas de otros[13]. La cognición social, por tanto, es crítica para el funcionamiento en comunidad. Sin ésta, sería imposible la interacción entre sujetos en su ambiente social. La disfunción en el área cognitiva llevaría al sujeto a percibir menos lo social, a reacciones inesperadas hacia el otro y, con el tiempo, a la retirada social. Gracias a que nuestro cerebro no tan sólo simula las acciones y las emociones observadas en otros, sino que también las de las imágenes, podemos vivir el sufrimiento y el dolor ajeno por medio de observaciones virtuales.

 

Lo ofensivo e ironico, Gaston Saldana
Lo ofensivo e ironico, Gaston Saldana

 

 

 

 

 

[1] Bernard J. Baars and Nicole M. Gage; Cognition, Brain, and Consciousness (2007), Boston, Mass, Academic Press p. 392

[2] Moya-Albiol L., Herrero N., Consuelo Bernal M., 2010, Bases neuronales de la empatía, Rev Neurol, 50 (2), p. 89-100

[3] Ibid. Moya-Albiol L., p92

[4] Feldman-Barrett L., Mesquita B., Ochsner KN., Gross JJ., (2007), The Experience of Emotion, Annu. Rev. Psychol. (58): 373-403

[5] IbidFeldman-Barrett L,  2007

[6]Lang PJ.,, Bradley MM-., Cuthbert BN., (1988) Emotion, Motivation, and Anxiety: Brain Mechanisms and Psychophysiology, Biol. Psychiatry; 44:1248–1263

[7] J.M. Martínez-Salva, Emoción, ed. Viguera, p 627-679

[8] Damasio A., (2006), En Busca de Espinoza, ed Crítica, Barcelona, España

[9] Davidson RJ., (2002), Anxiety and Affective Style: Role of Prefrontal Cortex and Amygdala, Biol  Psychiatry; 51: 68-80

[10] Ibid Feldman-Barrett L,  2007

[11] Keysers C., Kaas JH., Gazzola V., (2010), Somatosensation in social perception, Nature Review-Neuroscience, Vol. 11, 517-428

[12]Singer, T. et al. Empathy for pain involves the affectivebut not sensory components of pain. Science 303,

1157–1162 (2004).

[13] Kunda Z. Social Cognition, 1999, Cambrige, Mass. MIT Press

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s