La aterosclerosis y el infarto agudo de miocardio

Datos publicados recientemente señalan que, aunque la tasa de muerte estandarizada por edad ha disminuido, el número absoluto de muertes por enfermedad cardiovascular continúa aumentando y la prevalencia en el mundo se mantiene creciendo vertiginosamente. La enfermedad cardiaca coronaria, causante de los ataque al corazón es una de las principales causas de muerte a nivel mundial.

La aterosclerosis coronaria es una enfermedad inflamatoria crónica, con un trasfondo de anormalidades metabólicas de las grasas. Esta condición de salud comienza con las “estrías grasa” o vetas de grasa pequeñas que se adhieren por debajo de la pared arterial. Estas estrías son acumulaciones principalmente de colesterol, en forma de vetas, donde células grasosas se van adhiriendo por debajo de la capa celular interna de las arterias (el endotelio). Cuando estas estrías se transforman en una placa fibro-grasienta las células musculares lisas de las arterias migran hacia esa zona, dando inicio a un proceso inflamatorio que dará pie a la formación de las placas ateromatosas. Es la forma más común de arteriosclerosis.

La enfermedad coronaria
La enfermedad coronaria

Hay varios tipos de arteriosclerosis, aunque la mejor conocida tal vez sea la aterosclerosis, definida como la obstrucción arterial por depósitos de grasa y otras sustancias en la pared arterial. En ella los depósitos de grasa se fibrosan y se calcifican, dando lugar a las esclerosis (endurecimiento). En términos generales las afecciones arteriales que ocluye (bloquea) y debilita las paredes arteriales se denomina arteriosclerosis o endurecimiento arterial. El engrosamiento de las paredes arteriales va evolucionando hacía el endurecimiento a medida que se forman depósitos de calcio. El engrosamiento y la calcificación reducen el paso de sangre a los tejidos. Si la circulación de la sangre se hace demasiado lenta, se produce isquemia. La isquemia, o disminución del riego a los tejidos, implica la muerte gradual de las células y puede llevar a la muerte de todo el tejido, situación que se denomina necrosis.

Aterosclerosis
Aterosclerosis

Diferentes factores frecuentemente actúan y se asocian concomitantemente incrementando el riesgo de las lesiones en las arterias y lechos vasculares. El termino factor de riesgo describe las características encontradas en personas sanas, las cuales mantienen una relación independiente con las subsiguientes apariciones de algún tipo de enfermedad. En el caso de las enfermedades cardiovasculares podemos dividir los factores de riesgo en estilo de vida, factores bioquímicos y en factores genéticos. Los factores genéticos no necesariamente son un determinante biológico ineludible, pero si predisponen hacía una resolución desfavorable cuando se unen a otros factores de riesgo que ya por si sólo mantiene una relación independiente con la enfermedad. Las elevadas concentraciones de triglicéridos y colesterol en la sangre, que pueden deberse a una dieta rica en grasas y colesterol, al tabaquismo o a predisposición genética, se asocian al endurecimiento de la pared endotelial.   

Factor de riesgo, el fumar
Factor de riesgo, el fumar

La aterosclerosis es la responsable, en la mayoría de los casos, de las enfermedades cardiovasculares. En las arterias coronarias (son las que irrigan el corazón) este proceso comienza con las estrías grasas y culminan con la en oclusión de la arteria, lo que lleva a eventos coronarios. La aterotrombosis, que es la disrupción de una placa ateromatosa con trombosis sobreimpuesta está asociada a las principales causas de muerte a escala mundial. Casi todos los ataques cardiacos se producen cuando se rompe una placa incrustada dentro de la pared de la arteria (ateroma), formando grietas en ella y desencadenando la formación de un coágulo en la sangre que obstruye su circulación hacía el músculo cardiaco. Cuando el músculo cardiaco se priva súbitamente de circulación sanguínea debido a una obstrucción decimos que se ha originado un infarto del miocardio. El infarto agudo de miocardio (ataque al corazón, ataque cardíaco o infarto) es la consecuencia de un riego sanguíneo insuficiente, con daño del tejido cardiaco. El término refiere a un evento agudo-súbito en el músculo-mio del corazón-cardio, producido por una obstrucción en una de las arterias coronarias, frecuentemente por ruptura de una placa de ateroma vulnerable, lo cual producirá el evento isquémico o falta de suministro de oxígeno.

Infarto agudo de miocardio
Infarto agudo de miocardio

Al tratar los padecimientos cardiacos lo mejor es prevenirlos, tristemente no siempre es posible, y por lo general, nos enteramos cuando el problema ya está encima. El tratamiento con estatinas está asociado con la regresión de la arterosclerosis coronaria cuando los niveles de la LDL-C (colesterol malo) se reducen sustancialmente y la HDL-C (colesterol bueno) se incrementa hasta en un 7.5 por ciento. Los beneficios de las estatinas se derivan de la disminución de los niveles del colesterol malo (LDL-C) que actúan como agente aterogénico y por el aumento en el colesterol bueno (HDL-C).

Alimantación riesgoza con alto contenido de colesterol
Alimantación riesgoza con alto contenido de colesterol

Las estatinas son el agente más potente para el tratamiento del metabolismo anormal de las grasas (dislipemia). Generalmente el tratamiento es muy bien tolerado. El efecto inmediato de las estatinas es el de reducir la biosíntesis del colesterol. Su segundo efecto, pero primordial, es el de reducir los niveles sanguíneos de LDL-C. La acción de las estatinas sobre el metabolismo de las grasas trae como consecuencia indirecta la reducción de los niveles de triglicérido y el aumento de HDL-C.  Algo muy importante que se ha señalado recientemente es que las estatinas tienen otros efectos además del de disminuir los niveles del colesterol malo, estos medicamentos tienen efectos antinflamatoria, antioxidante y antitrombotico. Su acción antinflamatoria está siendo aprovechada para el tratamiento de la artritis reumatoide.

Aunque, a través de estudios experimentales se han identificado un gran número de fenómenos tempranos en la aterosclerosis, la acumulación de lipoproteínas en la capa celular interna de la arteria (el endotelio o capa íntima), parece ser un requisito indispensable para el desarrollo de la enfermedad. En sangre, los niveles altos de LDL-C, favorecen la formación de placas ateromatosas al incrementar el número de partículas que pueden penetrar en la pared arterial.

Lipoproteína
Lipoproteína

La lipoproteína de alta densidad, HDL-C, es un factor de gran peso que “contrarresta” el riesgo de enfermedad vascular. Los niveles bajos de esta lipoproteína conllevan al incremento del riesgo de la aterosclerosis. El HDL-C transporta el exceso de colesterol desde los tejidos periféricos del cuerpo hacia el hígado para ser excretado. A este proceso se le conoce como “transporte reverso” del colesterol.  Además, el HDL-C inhibe la oxidación del LDL-C y reduce el riesgo de trombosis al inhibir la activación y agregación de las plaquetas. Es por esto que a la lipoproteína HDL-C se le conoce popularmente como el colesterol bueno.

Los ejercicios aeróbicos, además de tener un beneficio cardiovascular, aumentan los niveles de HDL-C entre un 3 y un 9 por ciento. Este aumento está relacionado con la frecuencia y la intensidad de la actividad física. El mayor beneficio se adquiere cuando la actividad física es frecuente y se lleva a cabo con baja intensidad (30 minutos sesión por semana o 60 minutos sesión tres veces por semana). El mero hecho de dejar de fumar aumenta los niveles del HDL-C hasta 4 mg por decilitros, esto efecto es mayor en mujeres que en hombres y es superior si ya se cuenta con niveles altos de HDL-C.  La reducción de la grasa corporal trae como resultado un aumento en los niveles del colesterol bueno en personas con obesidad. La recomendación para estas personas es la de disminuir medio kilo por semana hasta mantenerse de manera estable en in índice de masa corporal de menos de 25 (BMI es Kg/ altura en metros al cuadrado).

Deporte familiar
Deporte familiar

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s