Los accidentes cerebrovasaculares, un ataque directo a nuestras vidas

Cuando la grasa se ha adherido a las paredes arteriales todo el sistema cardiovascular se encuentra en riesgo. El cerebro no es la excepción del caso. La isquemia (falta de sangre) en el cerebro pude ser de dos tipos: focal y global. Por ejemplo, cuando el corazón se detiene como consecuencia de un paro cardíaco, cerebro ya no recibe el suministro de sangre correspondiente debido a que el corazón deje de bombearla. La isquemia que se presenta en el cerebro debido a un paro cardíaco es global, mientras que la isquemia de tipo focal ocurre por oclusión de los vasos sanguíneas que irrigan el cerebro La oclusión arterial puede deberse al taponamiento por un trombo (un coágulo en el interior de un vaso sanguíneo) proveniente del corazón o a la formación de un coágulo sanguíneo en las arterias cerebrales o del cuello. Las embolias son el resultado de la oclusión de las arterias cerebrales por un coágulo proveniente de las arterias cerebrales o del corazón. Una disminución (estenosis), de la luz de las arterias causada comúnmente por la arterioesclerosis, puede presentar una oclusión focal.

 

arteria cerebral ocluida
arteria cerebral ocluida

 

En la enfermedad cerebrovascular se habla de diferentes eventos que describen un accidente cerebrovascular, esto dependerá del origen y del desarrollo de la lesión cerebral. Sin embargo, los diferentes eventos que describen un accidentes cerebrovascular terminan causando el mismo daño, la muerte de las células del cerebro. Los términos accidente cerebrovascular (ACV), infarto cerebral o, menos frecuentemente, apoplejía son utilizados como sinónimos del término ictus. El término ictus procede del latín y significa golpe o ataque. Su correspondencia anglosajona, stroke, tiene idéntico significado, ambos expresan lo mismo y describen el carácter brusco y súbito del proceso se caracteriza por un déficit neurológico ocasionado por una disminución importante del flujo sanguíneo cerebral, de forma anormalmente brusca (ictus isquémico) o bien, por la hemorragia originada por la rotura de un vaso cerebral (ictus hemorrágico). Por lo que, un ataque al cerebro ocurre cuando se “obstruye” o se “rompe” uno de los vasos sanguíneos que suministran oxígeno y nutrientes al cerebro. Cuando esto ocurre, una parte del cerebro no recibe sangre, y por consiguiente tan poco recibe oxígeno, lo que hace que las células del cerebro comiencen a morir.

Aunque el cerebro representa sólo 2 por ciento del peso corporal total, consume 17 por ciento del gasto cardiaco y 20 por ciento del oxígeno utilizado por el cuerpo. El flujo sanguíneo cerebral normal es de 50 ml/100g de tejido cerebral/min, lo cual quiere decir que un cerebro de peso promedio tiene un flujo sanguíneo cercano a 750 ml/min. Si el flujo sanguíneo llegara a disminuir hasta 10 ml/mg de tejido cerebral/minuto, la falta de oxígeno ocasionaría un daño irreversible, lo que las llevaría a la muerte.

El bloqueo de una arteria por un coagulo causa un ataque cerebral isquémico (detención de la sangre) local. Se le identifica como infarto cuando el área afectada se priva súbitamente de la circulación sanguínea por obstrucción de vasos arteriales o venosos acompañado del conjunto de fenómenos morbosos consecutivos a esta obstrucción. La isquemia inicia un proceso inflamatorio, aumenta la permeabilidad microvascular generado edema (acumulación de líquido en los espacios intra o extracelulares del cerebro), además puede producir hemorragia en el área afectada, lo que agrava el daño directo en las células por falta de oxígeno.

 

derrame cerebral
derrame sanguíneo, una consecuencias de un infarto cerebral

 

Los ataques isquémicos pueden ser transitorios y estos ocurren cuando un coágulo de sangre bloquea temporalmente a una arteria, haciendo que una parte del cerebro no reciba un suministro suficiente de sangre. Las señales de aviso son iguales que las de un ataque cerebral. La mayoría de los episodios de isquemia transitoria resuelve en menos de 24 horas. Este tipo de isquemia ocurre también en la retina y se le conoce como “ceguera monocular transitoria”, puede durar tan poco como 10 segundos.

La mayor parte de episodios de isquemia cerebral transitoria es producida por material embolico procedentes de placas localizadas en los vasos fuera del cráneo –carotídea y vertebrobasilar- o del corazón. El pronóstico de una persona con accidente isquémico transitorio empeora cuando hay estenosis (estrechez patológica) carotidea (arterias del cuello), de más del 70 por ciento. Estas placas o ateromatosas son producto del proceso ateroesclerótico periférico e intracraneal. Los factores de riesgo para la arteriosclerosis intracraneal son similares a los de la enfermedad arterial coronaria, que incluyen diabetes, hipertensión, fumar cigarrillos, aumento del colesterol malo (LDL-C) y disminución del colesterol bueno (HDL-C), y aumento en los niveles de triglicérido.

 

flujo sanguíneo al cerebro proveniente del corazón
flujo sanguíneo al cerebro proveniente del corazón

 

Los daños en el corazón se pueden reflejar también en el cerebro. La fibrilación auricular, que en su definición se conoce como taquicardia arrítmica supraventiruclar caracterizada por una activación descoordinada de la aurícula, eleva el riesgo de ataques al cerebro, debido a que las aurículas o cámaras superiores del corazón desarrollan una frecuencia cardíaca o ritmo de los latidos del corazón anormal. Esta irregularidad permite la acumulación y coagulación de sangre. Si un coágulo se desprende, entra al flujo sanguíneo, y finalmente se deposita en una arteria que conduce al cerebro, el resultado es un infarto cerebral. Las enfermedades del corazón elevan el riesgo de ataques cerebrales.

Aunque existen avances modernos en la tecnología de las imágenes neurológicas por medios no invasivos, la evaluación clínica de la persona afectada por un ataque cerebral se convierte en el principal instrumento de diagnóstico. Actualmente se cuenta con la posibilidad de utilizar intervenciones muy sofisticadas en el tratamiento de la apoplejía y en la prevención de un segundo ataque. El éxito de estas intervenciones dependerá de cuan a tiempo la persona reciba el tratamiento oportuno. La evaluación rápida de una persona con síntomas neurológicos comienza antes de llegar al hospital. La efectividad del tratamiento para evitar daños mayores en el área afectada del cerebro dependerá de que esta pueda llevarse a cabo en las primeras horas después del ataque. El reconocimiento temprano de los síntomas y signos de un ataque al cerebro evitará demoras innecesarias en el tratamiento.

Si una región del cerebro muere por falta de flujo sanguíneo, la parte del cuerpo controlada por esa región se ve afectada también. Cuando está ocurriendo un ataque cerebral debemos enfocarnos en tres signos primordiales, aunque pueden ocurrir muchos otros dependiendo de la gravedad del evento; primero debemos observar la debilidad o parálisis ligera de la cara; segundo, la desviación o el arrastre del brazo; tercero, la anormalidad en el habla. Estos son tres signos que pueden variar en gravedad uno del otro pero todos reflejan un posible daño cerebral.

Síntomas y signos de un accidente cerebrovascular
Síntomas y signos de un accidente cerebrovascular

 

Aunque, estos accidentes cerebrovasculares pueden ocurrir en personas jóvenes es en las personas mayores de 50 años que se ven más frecuentes. La disminución o la suspensión total de producción de hormonas sexuales constituyen un factor de riesgo propio de la edad. Por consiguiente, el control de los niveles sanguíneos de azúcar, colesterol y triglicéridos es una de nuestra mejor arma de prevención. También, es fundamental el control de la hipertensión sanguínea, la cual es nuestro asesino silencioso.

 

El cerebro humano
El cerebro humano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s